INTOLERABLE: 705 PERSONAS MURIERON EN ACCIDENTES DE TRABAJO, EN 2021

0
143

La siniestralidad laboral es un drama que hay que solucionar de forma urgente, más aún cuando se registran cifras insoportables de accidentes mortales (es preocupante la tendencia ascendente desde 2018) y cuando en 2021 se han incrementado los accidentes que causan baja durante la jornada laboral.

Es evidente que la gestión de la prevención de riesgos laborales en las empresas no funciona como debería, puesto que, con la vuelta a la actividad, tras los confinamientos debido a la COVID-19, los accidentes con baja en jornada de trabajo han aumentado en un 16,2%, en 2021. Además, se incrementan en todas las secciones de actividad y para todas las causas de accidente. Asimismo, hay que lamentar las enormes incidencias registradas de accidentes con baja en jornada laboral en construcción, industrias extractivas y suministro de agua, así como el enorme incremento de dicha incidencia en el sector de hostelería, debido a que en 2020 permaneció cerrada.

Pero lo más preocupante es el elevado número de accidentes mortales. Según los datos avanzados en 2021 murieron 705 personas, un dato muy similar al registrado en 2020, con 708 muertes, si bien los datos definitivos registrados ese año se saldaron con 755 fallecimientos. De nuevo, las principales causas de muerte en jornada laboral son los infartos y derrames cerebrales y los accidentes de tráfico.

Para acabar con la siniestralidad laboral es indispensable que las empresas apliquen cumplan la normativa preventiva y que la Inspección de Trabajo controle su cumplimiento. La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores (UGT) reivindica:

  • Reforzar la Inspección de Trabajo, con medios humanos y materiales hasta alcanzar la ratio recomendada por la OIT de 1 inspector por cada 10.000 trabajadores.
  • Reactivar el Protocolo Marco de Colaboración firmado entre el Consejo General del Poder Judicial, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Trabajo y Economía Social y la Fiscalía General del Estado para la investigación eficaz y rápida de los delitos contra la vida, la salud y la integridad física de los trabajadores y trabajadoras, y la ejecución de las sentencias condenatorias. Esta coordinación resulta esencial en las investigaciones de los casos de accidentes de trabajo mortales, muy graves y graves.
  • Articular un auténtico Plan de choque, que aborde todos los tipos de accidentes de trabajo y todas las causas de los mortales, incluyendo las dos principales (infartos y derrames cerebrales y accidentes de tráfico). El Plan de Choque elaborado por el Ministerio de Trabajo se queda corto porque no aborda las muertes en el trabajo por las patologías no traumáticas y no se ha dotado de presupuesto para llevarlo a cabo.
  • Redoblar esfuerzos para que la futura Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo 2022-2027, que se está negociando, sea una herramienta eficaz contra la siniestralidad laboral y cuente con recursos económicos suficientes. El sindicato recuerda que invertir en la seguridad y salud de las personas trabajadoras, repercute en el bien de todos: personas trabajadoras, empresa y el conjunto de la sociedad.

FER UN COMENTARI

Introduïu el vostre comentari.
Introduïu el vostre nom aquí