EL 43 CONGRESO CONFEDERAL APUESTA POR REFORZAR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS TRABAJADORAS

0
60

El consultorio monográfico laboral analiza esta semana el papel del sindicato ante la nueva realidad productiva

Como cada semana, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores publica su consultorio monográfico laboral para resolver las dudas que los trabajadores y trabajadoras trasladan al sindicato en el WhatsApp 682 403 638, abierto por el sindicato durante la pandemia y que ya ha solucionado más de 500.000 consultas.

En esta ocasión, el consultorio se ha desarrollado en el marco del 43 Congreso Confederal de UGT, celebrado en Valencia del 18 al 20 de mayo. Por segunda vez en la historia del sindicato, el Congreso Confederal ha tenido lugar fuera de Madrid. Valencia ha acogido a 800 delegados y delegadas de todo el país. Durante tres días, se han debatido todos los aspectos relacionados con la organización, reforzando propuestas como las 32 horas semanales o el posible acuerdo para derogar la reforma de pensiones de 2013.

Además, entre otras cuestiones, se ha aprobado un plan para la creación de empleo de calidad, bajo un nuevo contrato social y medio ambiental; se ha creado un área LGTBI para luchar por la inclusión y la diversidad, y como gran novedad, el sindicato ha cambiado su nombre a Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, manteniendo sus siglas.

Un 43 Congreso que ha reelegido a Pepe Álvarez al frente de la Secretaría General con el 86% de los votos. “El sindicato sale muy reforzado de este Congreso”, ha asegurado el propio Álvarez. “Hay que pisar el acelerador. Necesitamos un país más justo, con más igualdad, con más derechos, derogando las reformas laborales y la de pensiones. A partir de los fondos de reconstrucción de la Unión Europea, debemos construir un país medioambientalmente más justo, con alta tecnología”.

“UGT lleva 132 años viva”, ha asegurado. “Cada derecho que tenemos ha sido impulsado por alguien de UGT. Vamos a atenderemos los problemas de hoy, los problemas que genera la banca de este país, por ejemplo, que se ha comido más del 50% de la deuda de este país y que no tiene en cuenta las necesidades de las personas en las zonas rurales, o de las personas de más edad, subiéndose encima los sueldos de los directivos mientras despiden el 30% de las plantillas”.

Para Pepe Álvarez, el objetivo fundamental es “mejorar la vida de las personas. Ir transformando cada día la vida de los ciudadanos y ciudadanas, mejorando sus condiciones de trabajo, luchando contra la lacra de los accidentes de trabajo, yendo contra la precariedad, impulsando la igualdad entre mujeres y hombres, Continúa la redvolución. Seremos más útiles para los ciudadanos y ciudadanas e implantando el sindicato en las empresas. Donde hay sindicatos hay más derechos, menos accidentes…es el paraguas de los derechos y libertades”.

El papel del sindicato en la nueva realidad productiva

Y es que el sindicato tiene un papel fundamental en la sociedad de hoy en día. En este sentido, el consultorio ha abordado el papel de UGT en la realidad del nuevo modelo económico.

Para ello, Maite Montaner, Secretaria General de UGT Servicios Públicos en el País Valenciano, ha afirmado la necesidad de “reforzar este sector de manera urgente. En los próximos años asistiremos a una digitalización importante en los servicios públicos. El papel de los sindicatos debe ser el de participar en esa transformación asegurando los derechos de los trabajadores públicos, tratando de que adquieran las competencias digitales necesarias para que ninguno de ellos se quede atrás”.

“Desde el principio de la pandemia, los empleados y empleadas públicas han desempeñado un papel fundamental”, ha considerado, “muchas veces incluso sin equipos de protección. El papel del sindicato también ha sido fundamental preservando sus derechos en unas condiciones muy difíciles”.

Otro sector importante en la transformación del país tiene que ser la industria. Para Aser Sanz, Secretario General de la sección sindical de UGT en Stellantis, “hay que ser sensibles y coherentes con la situación actual. Nuestro papel es el de aportar y proteger a los trabajadores en la empresa. Necesitamos más industria para reconstruirnos más eficazmente. El futuro tiene que ser más sostenible. Hay que mantener el planeta, la industria tiene que adaptarse con, por ejemplo, el coche eléctrico y con otros factores y ser el tractor del aumento de la productividad en el país”.

Y en relación a la banca, Ana Usero, delegada de UGT en Caixabank, ha denunciado los miles de despidos que se han producido durante los últimos años, “más de 100.000 desde 2008”, mientras los directivos siguen aumentando sus bonus. “Desde UGT, hemos intentado que las salidas hayan sido lo menos traumáticas posible. Los ERE aprobados han sido totalmente voluntarios, la mayoría por prejubilaciones. Han sido negociaciones muy duras, pero gracias a la fuerza de UGT esas salidas han sido dignas y no traumáticas. Nuestra prioridad fundamental es mantener el empleo. Queremos empleo de calidad y con derechos”.