LA NUEVA LEGISLATURA DEBE IMPULSAR LOS DERECHOS DE LOS PROFESIONALES Y TÉCNICOS

0
154

El vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Fernando Luján, clausura la jornada sobre flexibilidad en el trabajo de la Unión de Técnicos y Cuadros (UTC-UGT)

Una jornada en la que también ha intervenido la secretaria confederal del sindicato, Patricia Ruiz, y en la que Luján ha destacado “la importancia de los profesionales y técnicos en el mundo del trabajo en un momento apasionante como el que vivimos y ante el que hay que dar respuestas efectivas”.

Un tiempo marcado por el nuevo gobierno. “Nos importa la agenda social del nuevo Ejecutivo. Los pactos de investidura son buenas hojas de ruta que hay que desarrollar con medidas como una necesaria Ley de Participación Institucional que incluya a los sindicatos y reconozca nuestro papel en el impulso del bienestar económico y social”.

En este sentido, ha recordado que “desde UGT, negociamos miles y miles planes de igualdad, para todos los trabajadores y trabajadoras (no solo afiliados/as), porque lo exige la ley. El coste es más de 14 millones de euros, que salen de las cuotas de nuestros afiliados y afiliadas, no de las subvenciones. En la negociación colectiva, en los 4.000 convenios que negociamos para 12 millones de personas, también nos gastamos las cuotas de nuestros afiliados y afiliadas. Todas las personas trabajadoras se benefician de nuestra acción sindical”.

Para Fernando Luján, “algunos no se acuerdan de la Constitución mientras no les interesa. Son muy defensores de la misma, pero si hay que vulnerar el derecho fundamental de huelga o el derecho a la negociación colectiva, que también están incluidos en ella, ya no les importa tanto. Quieren volver a 1.936 y minar toda la arquitectura constitucional”. Por ello, ha defendido “la hora de que se haga una ley que permita la participación de las personas trabajadoras en las empresas”.

Un nuevo Estatuto del Trabajo del siglo XXI

El vicesecretario general de Política Sindical de UGT también ha reclamado la necesidad de “afrontar el Estatuto del Trabajo del siglo XXI. Va en el programa de investidura y se tiene que cumplir. Hay que adaptar los empleos a la nueva economía. La Inteligencia Artificial afecta en mayor medida a los profesionales y técnicos. Millones de puestos amenazados por las nuevas tecnologías. Nómadas digitales, nuevas formas de teletrabajo…hay que regularlo y proteger el derecho al trabajo”.

La jornada es otro aspecto a regular en el nuevo Estatuto. “Relacionar la jornada con la salud laboral. Ver cómo se fomenta la productividad con jornadas más efectivas y el derecho a la conciliación. La jornada no se ha tocado desde hace 40 años. Hay que aprovechar las nuevas tecnologías para favorecer la calidad de vida de las personas”.

Además, ha abogado por “articular de otra manera la negociación colectiva, con una ley específica que la desarrolle, que sirva para financiarla y para articularla de manera suficiente y eficiente, ya que la actual es de 1.980 y ya no responde a las necesidades actuales; y abordar el precio del despido improcedente, que en España es muy bajo. Hemos sido los primeros, y en solitario, en presentar una reclamación colectiva ante el Comité Europeo de Derechos Sociales, que se ha admitido a trámite y se tiene que resolver en breve a nuestro favor. El despido de una persona trabajadora tiene que resarcir el daño causado y, a su vez, tiene que ser lo suficientemente notable para que sea disuasorio con comportamientos contrarios al ordenamiento jurídico por parte de las empresas”.

FER UN COMENTARI

Introduïu el vostre comentari.
Introduïu el vostre nom aquí